miércoles, 17 de abril de 2013

LA INFLUENCIA DE "GHOST IN THE SHELL" EN "THE MATRIX"




El estreno de The Matrix fue la película que supuso un giro en la vida cinematográfica de muchos. No sólo por la frescura de su imagen, sino porque tampoco desatendía la bien pensada historia que pusieron sobre el guión. Había acción y un buen material de ciencia ficción. Esa idea metafísica de que todo es una realidad simulada caía con fuerza en los espectadores que se preparaban para comenzar un nuevo siglo y milenio: público de salas de todo el mundo se impresionaba con la posibilidad de una “matrix” en sus vidas. Pero la creatividad de los hermanos Wachowski también tiene sus fuentes creativas, y tal vez una de las más fuertes y latentes sea el animé Ghost in the Shell (Kokaku Kidotai).


Ghost in the Shell originalmente nació como un manga de ciencia ficción creado por Masamune Shirow en 1989. Posteriormente se estrenó la película dirigida por Mamoru Oshii en el año 1995, dándole vida a una pieza audiovisual que marcaría la historia del cyberpunk. Y justamente fue en este filme donde la primera entrega de la saga Matrix encontró inspiraciones visuales y también argumentales.     

“En un futuro próximo las redes corporativas alcanzar niveles de desarrollo in-imaginados. Los electrones y la luz fluyen a través de todo el universo. Sin embargo a pesar de la computarización, las naciones y los grupos étnicos siguen existiendo”.

Así enuncia el inicio de Ghost in the Shell. Una ficción situada en el año 2029 que tiene a su protagonista la Mayor Kusanagi, una cyborg policía, en la búsqueda de un misterioso hacker llamado El Marionetista.   


Elementos

Desde la presentación de títulos podemos encontrar la tan reconocida utilización de las letras verdes sobre un fondo negro. El mar cibernético e informático de Ghost in the Shell sirvió no sólo como introducción en The Matrix, sino que fue utilizada como modo de visualización de la misma realidad simulada por los personajes del filme. Si bien en el animé también vemos la estela de esta propuesta estética en algunas escenas posteriores, no es un agregado relevante en la trama y queda relegado a la presentación de títulos.


Esta escena de Ghost in the Shell, aparte de los créditos iniciales, contiene todo el eje temático del film: el nacimiento del individuo y su posterior identidad. Entremedio de la enunciación de los creadores de la película vamos viendo cómo se arma un robot y cómo va naciendo, emergiendo en un líquido donde finalmente puede abrir los ojos. Automáticamente recuerda al despertar de Neo en el mundo real luego de tomarse la pastilla que Morfeo le dio. El viaje iniciático comienza en este momento para ambos protagonistas, ya que el robot en cuestión se trata de la Mayor Kusanagi.



Hay que hacer acento también en la creación de esta mujer-robot y en el paralelismo que se puede hacer con el personaje de Trinity. Las dos cargan con el estandarte femenino de ser sensuales y heroínas. Físicamente son bastante parecidas.


Otro de los elementos inspiracionales del animé tiene que ver con la conexión medular que poseen los cyborgs, al igual que la conexión que poseen los “desconectados” de la Matrix. Puerto que sirve para almacenar información (aprendizaje) y como medio de transporte a la simulación. En la producción de Oshii esta especie de enlace le sirve en un momento como medio de información para saber el paradero de un objetivo y a la vez para manejar el vehículo que la transportaba sin necesidad de tomar el manubrio. En la creación de los hermanos Wachowski este elemento fue “evidentemente” más utilizado que en el relato japonés. Eso en parte por la turbulencia de la conexión: una especie de lanza que se “enchufa” en el cerebro haciendo link con el espacio cibernético. Este elemento es importante para el desarrollo principal de la trama de Matrix, ya que mueve a los personajes de un escenario a otro, junto a la posibilidad de aprender todo lo que se te venga a la cabeza, herencia, como ya mencionamos, de su hermana oriental.


El teléfono o las vías telefónicas son el camino para hackear la mente de los individuos en el mundo de Ghost in the Shell. El sujeto es en la medida en que posee memoria. La existencia no es suficiente para probar su presencia en la realidad. Por esa razón el hackeo de cerebros se vuelve recurrente, junto con el inserto de recuerdos falsos para construir un nuevo individuo controlado por el hackeador. En Matrix en cambio, las vías telefónicas son usadas como otro camino más en el trayecto de los personajes dentro y fuera de la Matrix. Una especie de biombo que hace separaciones en la realidad simulada y el mundo real.  



Puesta en escena

Existe también inspiración en ciertos parajes de Ghost in the Shell que se ven reflejados en la visualidad de Matrix, específicamente en dos escenas del filme.

En primer lugar tenemos una persecución que ocurre en el mercado, donde la cyborg Kusanagi persigue junto a su compañero de trabajo a un supuesto implicado en el caso del Marionetista. Mientras tanto en otro mundo, Neo también huye, sólo que él escapa de los tan temidos agentes. Pero en un momento parece que el mercado es compartido por ambos filmes. Convergen en planos que parecen finalmente hermanados con las explosiones de las sandías producto de los disparos.


Los hermanos Wachowski lograron rescatar con precisión ciertas texturas de Ghost in the Shell. Tal como la multiplicidad de formas del mercado en las escenas de persecución, como aquellas donde la acción de la lucha es la principal protagonista. Acá aliamos a dos escenas específicas. Me refiero a la escena casi final del animé, en donde la cyborg policía debe esquivar las balas de un poderoso tanque que resguarda al Marionetista, y aquella donde Neo y Trinity ingresan al edificio para rescatar a Morfeo. El cemento destruido por las balas deja en evidencia la potencia del material y lo dura de la batalla. En ambas escenas los disparos y la trituración son importantes pero tienen fines diferentes. En la primera sirve para colocar a la Mayor Kusanagi en un escenario de extrema dificultad. En la segunda esto es parte del decorado que realza el ballet sincronizado de la pareja dentro del edificio: las balas son cosa de niños.  



Temática

Hay ciertos guiños en Matrix hacia el filme de Mamoru Oshii que son esenciales en el desarrollo de la trama de la película norteamericana: Ghost in the Shell parte con la problemática de tener que capturar a un hacker considerado un terrorista, tal como los agentes parten interrogando a Neo sobre un importante hacker que se hace llamar Morfeo. Kusanagi se encuentra en un conflicto existencialista que le hace crear un lazo con el Marionetista. Cuando finalmente lo encuentra se nos revela (a ella y a nosotros, los espectadores) que él siempre la estuvo buscando, tal como Morfeo le dice a Neo al inicio de Matrix.



Tal vez mencionadas todas juntas, puede parecer una suma bastante grande de elementos sacadas de un filme y colocados en otro, pero no hay que confundirse y dejar sin creatividad a la dupla de hermanos directores. Lo interesante de este ejercicio es ver cómo el intertexto mantiene su supremacía siendo reconocido en un nuevo mundo y, a la vez funda un discurso fresco denominado The Matrix.

Al ver ambos filmes entendemos que transitan por veredas paralelas pero con líneas perpendiculares que las unen como una especie de angostos callejones de una ciudad distópica. Mientras Ghost in the Shell se construye con una especie de misticismo sagrado ambientado con las notas hipnotizantes de Kenji Kawai, The Matrix es musicalizada por el metal industrial que demanda la escena de la ciencia ficción norteamericana.    

4 comentarios:

  1. Excelente contraste, la verdad no me había dado cuenta, salvo por el detalle mas evidente que es el ''enchufe'' en matrix, cualquiera que haya visto Ghost in the Shell antes de Matrix, encontrará este ''enchufe'' un tanto familiar.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar