miércoles, 12 de junio de 2013

SHOTGUN STORIES - JEFF NICHOLS


Shotgun Stories
Jeff Nichols
2007
Estados Unidos

La ópera prima del director Jeff Nichols es un cuadro demasiado apacible como para creer que esa es su verdadera naturaleza. Familia y venganza, enmarcadas en los paisajes campestres de Arkansas, son los pilares que forman un thriller pacífico que describe la sucesión de la violencia.


Dos grupos de hermanastros se ven enfrentados luego de la muerte su padre. Unos fueron criados por su progenitor, los otros, en cambio, fueron abandonados por él dejados al cuidado de una madre “odiosa”, tal cual la define uno de sus hijos. La historia se queda con este último grupo.

Hay una narrativa de la paternidad (o la falta de ella) que se viene gestado desde hace algunos años. The place beyond the pines (2012) es un ejemplo más reciente de ello. Donde la figura paterna genera un impacto a largo plazo en el sujeto, que verá condicionada su vida de manera negativa.  



Los tres hermanos abandonados por su padre se mantienen unidos fortaleciéndose entre ellos, a pesar de la precaria situación en la que están situados; Boy (Douglas Ligon) vive en su camioneta acompañado por su perro Henry; Kid (Barlow Jacobs) duerme en una tienda en el patio de su hermano mayor; y Son, el infaltable Michael Shannon en las películas de Jeff Nichols, practica su habilidad para contar cartas y poder tener algo más dinero para mantener a su familia que ya no vive con él. Boy, Kid y Son… nombres propios que vienen de sustantivos comunes: muchacho, niño e hijo. La conexión es tan débil que ni siquiera existe un lazo propio o singular que una a los padres con sus hijos.


Nichols construye un relato sosegado que se contrasta fuertemente con el torbellino interno de sus personajes, pero esa cortina de apacibilidad nunca se descorre por completo. Las historias de escopeta se cuentan como un disparo silente del cual sólo podemos ver sus cicatrices. Una herencia de odio y venganza contenida en la vida cotidiana rural, esa que se mueve por rumores y cuentas por saldar, formando una espiral generacional que involucra con injusticia a sujetos que sin querer son parte de un bando u otro.


Con planos generales y actuaciones genuinas se construye un filme sincero que logra poner en tela de juicio a la familia, y sin lanzar grandes juicios de valor sobre los implicados, narra con meticulosidad el comportamiento de la violencia, que curiosamente no podríamos decir que es animal, sino que es una cuestión aprendida, educada… 


Descárgala aquí:

1 comentario:

  1. "Take Shelter" me reveló a un muy interesante Jeff Nichols. Con ello, y leyendo tu reseña, "Shotgun Stories" parece más que apetecible, a ver si le echo un ojo ;)
    Te voy a enlazar a mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar